De diarreas y deposiciones varias

<p> Bienaventurados los limpios&nbsp; de culo que de ellos ser&aacute; la Catalu&ntilde;a del d&iacute;a nueve m&aacute;s uno.&nbsp; Noticias nos llegan del olor que traspasa las piedras renacentistas del edifico de la Plaza de San Jaime, entre los l&iacute;mites de las calles del Obispo, de San Severo y de San Honorato. A mierda huelen, los calzoncillos de los que ma&ntilde;ana seguro que no se atreven.</p> <p> Tanto traj&iacute;n de tripas&nbsp;hay entre los independentistas, que no hay fortasec que d&eacute; respiro a tanto cag&oacute;n...

Seguir leyendo

Francisco Velázquez Umbral

<p style="text-align: justify;"> Espa&ntilde;a no paga a escritores. No necesita a ning&uacute;n Viriato al que haya que asesinar mientras duerme, ni traidores como &Aacute;<span style="font-family: verdana; font-size: small; text-align: justify;">udax, Ditalco y Minurus, &nbsp;para sofocar la resistencia que &nbsp;la literatura construye frente al destino siempre triunfante de lo vulgar. El olvido son las monedas ensangrentadas de la traici&oacute;n al que empe&ntilde;a su vida a las letras. Hoy hace 10 a&ntilde;os que Francisco Umbral nos dej&oacute;...

Seguir leyendo

Página par

<p> La columna de opini&oacute;n es literatura par, roja y pasa. En la ruleta del periodismo actual hay muy poco sitio para la met&aacute;fora. Demasiados intereses colman el tapete verde, y las fichas del poder econ&oacute;mico y pol&iacute;tico ocupan gran parte de las n&uacute;meros encerrados que dibujan las tres columnas que sostienen el edificio de un peri&oacute;dico.&nbsp; Al milagro de las letras le quedan pocos rect&aacute;ngulos&nbsp; donde poder colocar sus fichas.</p>

Seguir leyendo

Anatomía de un héroe

<p> Occidente es un tratado de cobard&iacute;a con demasiadas p&aacute;ginas. Tenemos serias dificultades para reconocer las aut&eacute;nticas dimensiones de la virtud y el bien. En nuestras sociedades depiladas y buenistas, lo heroico dej&oacute; de ser una tarea urgente. Preferimos el falso tacto de la capa del superh&eacute;roe, a la verdad de la piel herida y acuchillada de uno de los nuestros.</p> <p> En una calle sin primavera de un Londres sin alma, Ignacio Echeverr&iacute;a,&nbsp; tuvo que enfrentarse con su monopat&iacute;n a los cobardes...

Seguir leyendo

Málaga y el OMERG (Observatorio Malagueño de la Ensaladilla Rusa y el Gazpachuelo)

<p> M&aacute;laga es papa y bayoneza por descubrir. El gazpachuelo es cante y la ensaladilla rusa baile. El arte en el plato se dibuja con nuestro &nbsp;aceite y se acompa&ntilde;a de una cerveza que le hace las palmas con comp&aacute;s.</p> <p> No pod&iacute;a ser en otra ciudad, s&oacute;lo en &nbsp;la que presume de un agosto de doce meses , donde podia nacer el Observatorio Malague&ntilde;o de la Ensaladilla Rusa y el Gazpachuelo (OMERG) de la mano de Andr&eacute;s Torres (Andr&eacute;s Lasa para los amigos), y la inestimable ayuda...

Seguir leyendo

Zidane vete ya

<p style="text-align: justify;"> El f&uacute;tbol escribe con renglones torcidos su relato. Es el juego que se practica con los pies pero que es capaz de hacer experimentos con la poes&iacute;a y la belleza, con estrofas ba&ntilde;adas en sudor y rimas en forma de goles. El bal&oacute;n puede llenar el folio de la prosa cuartelera pero tambi&eacute;n da para una met&aacute;fora.</p> <p style="text-align: justify;"> Zidane introdujo las puntas en el terreno de juego. Como si de un bailar&iacute;n se tratara, recorr&iacute;a el campo de forma...

Seguir leyendo

De chapiris y comunistas con Iphone

<p style="text-align: justify;"> Alberto Garz&oacute;n es la nota a pie de p&aacute;gina de la izquierda populista espa&ntilde;ola. Desapareci&oacute; del relato principal de la actualidad pol&iacute;tica cuando prefiri&oacute; la comodidad de su sill&oacute;n en la Carrera de San Jer&oacute;nimo a la defensa de la identidad de la formaci&oacute;n pol&iacute;tica que dirig&iacute;a.&nbsp;</p>

Seguir leyendo

© Joseantoniotrujillo.com   Diseñado por: Avances | Comunicación Visual