Palo Infierno Iglesias

El cielo del comunismo es el infierno de la democracia. El veneno en el agua estancada de Occidente. Pasamos en pocos años del asalto al cielo de los morados, al mi vida en el infierno en el gobierno de Sánchez. Eso es Pablo Iglesias: el infierno en el cielo de la democracia.

Seguir leyendo

Irene Queer Montero

El feminismo morado es una guardería en un ministerio. Un despacho de una secretaria transformado en sala de juegos, con los enchufes tapados, las sillas y las mesas a un lado, y una mantita en el suelo. Una asesora de la 'esposa de', 'nombrada por' como niñera, pagada por todos y para todo. Un ministerio convertido en fuente de desigualdad, y una titular empeñada en ser gobierno y oposición a la vez.

Seguir leyendo

Carolina Illa Darias

Un año es un titular al que no alcanza la noche. Una noticia devorada. La realidad habitando en la región de lo perecedero. La política nos ha enseñado que es la única que sobrevive al tiempo y sus rigores.

Seguir leyendo

Joe Silicon Biden

Enero es un miércoles con mascarilla en Washington. El discurso diazepam del cuadragésimo sexto presidente de los EEUU. La hijastra de Kamala Harris en modo Paco Clavel, la siesta de Bill Clinton y el himno entonado por Lady Gaga. Una mierda.

Seguir leyendo

Pablo Trump Iglesias

El populismo es desmemoria. La imposición de un pasado editado y con cortes. La visión permanente de la paja en el ojo ajeno. El atajo para conseguir el poder. El totalitarismo disfrazado.

Seguir leyendo

María Luisa Eutanasia Carcedo

La eutanasia es la muerte sin alma. Un final con frío de leyes y compasión de hojalata. Un morir contigo pero sin mi. Bisutería intelectual que desprecia la experiencia de siglos de la medicina. La excusa del poderoso.

Seguir leyendo

Salvador Allegado Illa

Diciembre es el invierno sin excusa. El viento de Adviento y el frío como ornamento. Quién nos lo iba a decir: nuestra  Navidad amenazada por la nueva política allegada.

Seguir leyendo

Federico Archipiélago Losantos

España es una madrugada en la cama. Un calor de mantas ficticio de un sueño obligado. Del dormitorio en el ángulo oscuro, de su dueña tal vez olvidada, silenciosa y cubierta de polvo encontramos a  la radio. En antaño   despertador de tantas conciencias, en la actualidad  voz de su amo. Ya sólo queda  un Lázaro en las ondas, que a las seis de la mañana, le dice al español que no quiere conceder de forma fácil su derrota: levántate y anda.

Seguir leyendo

© Joseantoniotrujillo.com   Diseñado por: Avances | Comunicación Visual