Marca Personal

<p> &nbsp;</p> <p style="text-align: justify; "> La crisis econ&oacute;mica inaugura periodo en nuestra novela picaresca. Repleta de nuevos personajes y tramas, escribe p&aacute;ginas a diario que el mismo L&aacute;zaro, el que naci&oacute; en Tormes, no alcanzar&iacute;a a protagonizar.</p> <p style="text-align: justify; "> A d&iacute;a de hoy, no nos hemos recuperado todav&iacute;a del vah&iacute;do de la Pantoja, rodeada de un escrache de c&aacute;maras y micr&oacute;fonos hambrientos. La folcl&oacute;rica se...

Seguir leyendo

En la muerte de mi madre

<p style="text-align: justify; "> Mi madre falleci&oacute; en la noche del pasado martes cuando la oscuridad pesaba demasiado. Escribi&oacute; su propia muerte con los versos de su amado San Juan de la Cruz: &quot;En una noche oscura,/ con ansias, en amores inflmada/&iexcl;oh dichosa ventura!,/sal&iacute; sin ser notada/estando ya mi casa sosegada.&quot;&nbsp;</p> <p style="text-align: justify; "> En estos momentos de orfandad, bebo mi dolor a morro con la intenci&oacute;n de acabar la botella lo antes posible y sin querer m&aacute;s ayuda...

Seguir leyendo

Sara y Margaret

<p> Al lunes soleado se le col&oacute; el fr&iacute;o de la muerte. Sara Montiel muri&oacute; en su casa de Madrid y Margaret Thatcher falleci&oacute; en una habitaci&oacute;n del Ritz de Londres, cuando la semana bostezaba.</p> <div style="text-align: justify; "> Paradojas del destino. Dos mujeres de cuna sencilla y vida de gran cilindrada, se desped&iacute;an de este mundo con un adi&oacute;s a media voz de una sociedad que ya las hab&iacute;a olvidado. Esta Espa&ntilde;a de indignados profesionales y comentaristas rapaces, no ha tenido...

Seguir leyendo

El síndrome del poderoso

<p style="text-align: justify; "> El poder tiene alergia a la soledad. No hay poderoso que se precie que no necesite de los dem&aacute;s para demostrar la fuerza de sus b&iacute;ceps. El poder siempre se ejerce sobre los dem&aacute;s. Nadie quiere ejercitar su poder frente a las voces que se revelan en el interior de cada uno. Siempre es m&aacute;s f&aacute;cil la conquista ajena que la propia. Es tan atrayente ganar el bot&iacute;n ajeno, que a veces se desprecia alcanzar el propio.</p> <p style="text-align: justify; "> La sociedad es caprichosa,...

Seguir leyendo

Más Estado y menos mercado

<p> &nbsp;</p> <p style="text-align: justify; "> El hombre precedi&oacute; al Estado, aunque algunos no lo crean. Nuestros pa&iacute;ses democr&aacute;ticos europeos cedieron conscientemente gran parte del protagonismo de los individuos en favor de la conformaci&oacute;n del Estado del Bienestar. La gran crisis econ&oacute;mica vivida en Occidente tras su victoria frente al totalitarismo nazi, dio a luz a esta nueva forma de organizaci&oacute;n de los servicios p&uacute;blicos de los pa&iacute;ses democr&aacute;ticos. Los totalitarismos...

Seguir leyendo

Equilibrio vida laboral y familiar

<p style="text-align: justify; "> Mi hijo Rodrigo naci&oacute; hace 8 meses. Alejandro este a&ntilde;o hace la comuni&oacute;n con sus formidables 9 a&ntilde;os. Con s&oacute;lo 32 a&ntilde;os comenc&eacute; a ser directivo de un gran hospital y estuve con una exigencia laboral m&aacute;xima hasta los 40 a&ntilde;os. Posiblemente dediqu&eacute; ocho de los mejores a&ntilde;os de mi vida casi por completo al trabajo. No supe encontrar un equilibrio adecuado entre mi vida laboral y personal, y pas&eacute; muy malos momentos en demasiadas ocasiones....

Seguir leyendo

Mi madre y Medicina Basada en el Humanismo

<p style="text-align: justify; "> Mi madre tiene 80 a&ntilde;os y padece varias enfermedades. Hace unas semanas que se descompensaron y la han hecho una persona dependiente. Durante todo el d&iacute;a he estado con ella. No sal&iacute;a hac&iacute;a meses de casa, pero yo le he obligado hoy a andar un rato fuera de casa junto a mi padre de 86 a&ntilde;os y a mi. Toma casi quince pastillas al d&iacute;a y me cuenta que cada vez le cuesta m&aacute;s comer y que no tiene apetitio. Sus d&iacute;as son largos, las noches interminables y s&oacute;lo tiene...

Seguir leyendo

Elogio y refutación del escrache

<p> &nbsp;</p> <p style="text-align: justify; "> El hombre descose en la calle lo que teje bajo techo. Todas las revoluciones tuvieron al cielo por testigo. Las soflamas frente a las injusticias sociales no se pueden gritar en los salones de t&eacute;.</p> <p style="text-align: justify; "> Nuestras plazas, avenidas, paseos y calles est&aacute;n repletas de personas que no soportan m&aacute;s los apa&ntilde;os de la clase dirigente de una sociedad que hasta hace pocos d&iacute;as era demasiado glotona y vulgar. La crisis econ&oacute;mica...

Seguir leyendo

© Joseantoniotrujillo.com   Diseñado por: Avances | Comunicación Visual