Los 140 de Podemos

<p> Las crisis en Podemos se escriben con ciento cuarenta caracteres. Pablo Iglesias e I&ntilde;igo Errej&oacute;n eligieron batirse en duelo en Twitter esta semana, para disgusto del po&eacute;tico Echenique y su &ldquo;ch&uacute;pame la minga, Dominga&rdquo;, al que le fastidiaron la siesta.</p> <p> Hace tiempo que los l&iacute;deres de la formaci&oacute;n morada no se hablan a la cara, no coinciden en ninguno de sus olvidados c&iacute;rculos, ni se cruzan en los pasillos de la Sexta. Atr&aacute;s quedaron sus horas en la cafeter&iacute;a de la facultad, las sentadas eternas, las manifas divertidas y los botellines compartidos. Sus discrepancias manifiestas nada tienen que ver con diferencias ideol&oacute;gicas ni visiones distintas de la situaci&oacute;n pol&iacute;tica espa&ntilde;ola. Simple y llanamente es una lucha por el poder en su partido. La guerra fratricida que se ha entablado tampoco tiene relaci&oacute;n con los posibles pactos con el PSOE, los independentistas,&nbsp; &nbsp;las confluencias, las mareas, ni con nada que se le parezca. Tienen experiencias de colaboraci&oacute;n en comunidades aut&oacute;nomas y ayuntamientos con todos ellos y no les generan ning&uacute;n tipo de reparo ideol&oacute;gico ni de ning&uacute;n tipo. Todo se acepta de buen grado si se puede ejercer el poder.</p> <p> Estamos en la gran batalla por el liderazgo de Podemos. Una cosa es su discurso populista de cara al p&uacute;blico de olvidarse de las personas y hablar para y de la gente, y otra muy diferente &nbsp;es &nbsp;la defensa de su propio protagonismo con su mi, me, conmigo.</p> <p> Errej&oacute;n ha dado el primer paso, inspirando el denominado &ldquo;Proceso adelante&rdquo; para hacerse con el poder en Madrid, pillando fuera de juego a un Iglesias todav&iacute;a obnubilado con la jota de Echenique. Est&aacute; logrando inicialmente &nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp; el apoyo de las fuerzas pol&iacute;ticas y medios de comunicaci&oacute;n que no quieren al l&iacute;der podemita ni de presidente de su comunidad de vecinos. Sabe que es insuficiente si no logra encontrar respaldo en las bases de Podemos, que est&aacute;n muy entretenidas en Twitter pero a las que se les tiene del todo olvidadas.</p> <p> Quien conoce a Pablo Iglesias dice que se lo comen los demonios y que ha rescatado el manual de purgas varias, y que conoceremos en breve sus primeros damnificados.</p> <p> La propuesta de un futuro gobierno Frankestein por parte de Pedro &ldquo;Nono&rdquo; S&aacute;nchez desviar&aacute; la atenci&oacute;n de los l&iacute;deres morados por un tiempo, pero no se enterrar&aacute;n las hachas de guerra.</p> <p> En ciento cuarenta caracteres sabremos la resoluci&oacute;n al conflicto. La cosa no dar&aacute; para m&aacute;s.</p>

© Joseantoniotrujillo.com   Diseñado por: Avances | Comunicación Visual