De chapiris y comunistas con Iphone

<p style="text-align: justify;"> Alberto Garz&oacute;n es la nota a pie de p&aacute;gina de la izquierda populista espa&ntilde;ola. Desapareci&oacute; del relato principal de la actualidad pol&iacute;tica cuando prefiri&oacute; la comodidad de su sill&oacute;n en la Carrera de San Jer&oacute;nimo a la defensa de la identidad de la formaci&oacute;n pol&iacute;tica que dirig&iacute;a.&nbsp;</p> <p style="text-align: justify;"> Desde el pacto del botell&iacute;n, no le conocemos ninguna intervenci&oacute;n o iniciativa que vaya m&aacute;s all&aacute; de los ciento cuarenta caracteres. Podemos se deshizo en el primer cuarto de hora de todo lo que ten&iacute;a que ver con Izquierda Unida, sin cr&iacute;tica alguna por parte de los supuestos afectados, demostrando tener poca sensibilidad por los suyos y unas grandes tragaderas. &Eacute;l segu&iacute;a estando &nbsp;a salvo al menos cuatro a&ntilde;os. Sin duda, la entrega de su partido a la formaci&oacute;n morada ser&aacute; estudiada en los manuales de supervivencia para pol&iacute;ticos de men&uacute; del d&iacute;a.</p> <p style="text-align: justify;"> A falta de minutos en la tribuna parlamentaria, en los plat&oacute;s de televisi&oacute;n y en los salones de actos de las universidades tomadas por el populismo, s&oacute;lo le queda Twitter al diputado Garz&oacute;n. En esta semana demostr&oacute; tener una piel demasiado fina cuando critic&oacute; la visita de los Caballeros Legionarios al Hospital Materno Infantil de M&aacute;laga para acompa&ntilde;ar a los ni&ntilde;os enfermos y sus familias. Tuve la suerte de servir como director en esa gran instituci&oacute;n sanitaria. Nunca tuve noticia de iniciativa, ni proyecto, ni visita, ni de nada que tuviera que ver con el cuidado y la atenci&oacute;n a los ni&ntilde;os enfermos por parte del pol&iacute;tico malague&ntilde;o ni de la formaci&oacute;n que representa. Este hospital se ha sentido y se siente orgulloso de los profesionales que dan lo mejor de ellos para atender a los ni&ntilde;os y mujeres enfermas, de todos los voluntarios que desde el anonimato ocupan su tiempo haciendo m&aacute;s f&aacute;cil la estancia a todos, del gran n&uacute;mero de instituciones que suman para que el hospital siga haciendo su cometido con dignidad, ciencia y humanidad, incluidas las diferentes cofrad&iacute;as de la ciudad que siempre est&aacute;n arrimando el hombro. Nadie que se ocupa verdaderamente de los ni&ntilde;os entiende el af&aacute;n de protagonismo de este tipo de pol&iacute;ticos. La Legi&oacute;n en M&aacute;laga no necesita defensa, ni la Congregaci&oacute;n de Mena, ni tampoco los profesionales del Materno, ante las cr&iacute;ticas malintencionadas de los nuevos comunistas con Iphone.</p> <p style="text-align: justify;"> Alberto Garz&oacute;n desea hacer fortuna en una gira que quiere emprender por Espa&ntilde;a con el t&iacute;tulo &ldquo;Ser comunista hoy&rdquo;. Con sus cr&iacute;ticas a los Caballeros Legionarios ha querido que los focos regresen a &eacute;l para iniciar su periplo. Debemos recordarle que el comunismo s&oacute;lo tiene pasado. Ese pasado es el principal asunto del comunismo hoy. Alberto Garz&oacute;n es pasado.</p> <p> &nbsp;</p> <p> &nbsp;</p>

© Joseantoniotrujillo.com   Diseñado por: Avances | Comunicación Visual