De diarreas y deposiciones varias

<p> Bienaventurados los limpios&nbsp; de culo que de ellos ser&aacute; la Catalu&ntilde;a del d&iacute;a nueve m&aacute;s uno.&nbsp; Noticias nos llegan del olor que traspasa las piedras renacentistas del edifico de la Plaza de San Jaime, entre los l&iacute;mites de las calles del Obispo, de San Severo y de San Honorato. A mierda huelen, los calzoncillos de los que ma&ntilde;ana seguro que no se atreven.</p> <p> Tanto traj&iacute;n de tripas&nbsp;hay entre los independentistas, que no hay fortasec que d&eacute; respiro a tanto cag&oacute;n rentista.</p> <p> La V&iacute;a Layetana se trag&oacute; ayer a Espa&ntilde;a, y la indigesti&oacute;n es ahora en Barcelona la cuesti&oacute;n. No tenemos ya miedo a la Catalu&ntilde;a reh&eacute;n de la estelada, porque aunque vivimos en un Estado estre&ntilde;ido, los espa&ntilde;oles hemos renacido.</p> <p> Ma&ntilde;ana ser&aacute; diez y martes, del mes del cambio de hora, y ya no habr&aacute; sitio para una Catalu&ntilde;a huidora y sin papel en el v&aacute;ter.&nbsp;</p>

© Joseantoniotrujillo.com   Diseñado por: Avances | Comunicación Visual