Main menu

#YosoyVirginia

La enfermedad nos hace vulnerables y nos iguala. La sociedad siempre premió a los hombres que dedicaron su vida al cuidado de los enfermos. Los médicos que cuidan de la salud y la enfermedad de sus pacientes de forma comprometida,  entendiendo que la lealtad a ellos es la que da sentido a su vida y son su prioridad primaria, se convierten en unos privilegiados. El privilegio de servir es el salario emocional del médico, los ciudadanos entienden que la economia ni su propio beneficio es el que mueve el ánimo del galeno, y por tanto depositan su confianza en ellos y saben que son sus mejores defensores ante los caprichos y las arbitrariedades de la política, la economía o la sociedad en su conjunto.

La civilización occidental nos ha regalado el humanismo, ese ideal de integralidad objetiva e integridad subjetiva, de superabundancia enriquecedora de sí mismo y de los demás, y no ha querido perder su oportunidad en estos momentos de desorientación generalizada. Nos propone un brindis, y nos invita a adentrarnos en la medicina basada en el humanismo. En España tenemos la suerte que muchos médicos abrazan este ideal, y dedican su vida en cuerpo y alma al cuidado de los enfermos. Uno de ellos es la Dra.Virginia Ruiz, que trabaja como médico radioncóloga en Burgos.
 
Su compromiso con los enfermos está fuera de duda y cada semana comparte en su bello blog su humanismo: Un rayo de esperanza. Hace una semanas, en un post del mismo, que tituló Help, solicitaba ayuda por la complicada situación de la lista de espera de su servicio. Por su llamada de atención, los medios de comunicación se hicieron eco de la situación y obligaron a que de alguna forma se encontrara una solución a este delicado escenario.
 
Los pacientes agradecieron la valentía de su la Dra.Virginia Ruiz, pero los directvos de su hospital no han entendido su petición de ayuda de forma simiiar y esta semana a través de una carta de su gerente se le traslada que su posicionamiento puede traerle consecuencias negativas a ella con la apertura de un posible expediente. El texto que recibió la valiente doctora, que si algún día ve la luz publica dará mucho que hablar , es un claro ejemplo de cómo entienden algunos directivos que los médicos debemos utilizar nuestra libertad de expresión. En ningún momento la Dra.Virginia Ruiz desveló datos de carácter personal, sólo expuso la lamentable situación de la lista de espera en su hospital. Cualquier persona que asépticamente analice el tema, entiende que este es un claro ejemplo del mundo al revés. 
 
La medicina humanista es la medicina con alma. Petronio nos dejó escrito:
 
«Medicus enim nihil aliud est quam animi consolatio»
(El médico no es otra cosa que el consuelo del alma).
 
En estos momentos de contradicción, quiero apoyar a mi compañera y gritar a los cuatro vientos que #YosoyVirginia. Gracias a su prestigio profesional, a que lleva la razón y a su posición de "influencer", no va a estar sola en esta desigual contienda, y confiamos todos por el bien de la sanidad en España que la amenaza de apertura de expediente quede pronto en el olvido y no se lleve a efecto.
 

Virginia+SEOR.jpg

Para estar en contacto

Por Twiter  @joseatrujillo

Suscríbete vía RSS

@

Mándame un Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Suscríbete a mi canal

Por Facebook

Por Linkedin